Monday, January 15, 2007

Poliadicto (por Tirilla)

Por fin la psiquiatra me diagnosticó: poliadicto. El placer es lo que me mueve, sea químico o espiritual. O material. Me decepcioné de mí mismo por un tiempo. Pensé estar siempre en la superficie, en el hedonismo o la praxis estética. Antonia me dio otra perspectiva. “Tiene razón la psiquiatra, pero no es sólo que puedas ser potencialmente adicto a drogas o cosas por el estilo”, me dijo. Pero ¿y qué más? “Cuando me abrazas y me quieres también sientes placer, cuando cuidas a tus mascotas también sientes placer”, sugirió. El problema es cómo sortear lo que no me genera placer.
Me miro en el espejo, veo en mis ojos algo de dolor y el reflejo del placer. Y recuerdo a Antonia. Subo al segundo piso y acaricio a mi gata. Y parto a la calle a buscar con qué embriagarme.

No comments: